SECRETO DE CONFESIÓN

“Ninguno de mis hijos lo es de mi esposo el rey Carlos IV, y por consiguiente, la dinastía de Borbón se ha extinguido en España”.

Según parece, esto fue lo que le dijo la reina María Luisa a su confesor, un fraile llamado Juan de Almaraz, antes de morir.

Resulta que Fernando VII se negó a conceder al fraile el dinero que la reina le había testado, lo que provocó una carta en la que el fraile daba detalles de la confesión y de la intención de hacerla pública de no ser satisfecha su demanda.  El rey había nacido en octubre del mismo año de la entrada de Godoy en palacio. Así que Fernando decidió encerrar al fraile de por vida en la prisión de Peñíscola (Castellón).

Al morir Fernando el clérigo fue amnistiado, falleciendo pocos meses después. Manos hábiles archivaron entonces el documento en el Ministerio de Justicia, que está fechado a 8 de enero de 1819, seis días después de óbito de la reina.

Desde luego que tales páginas escribió esta familia en la historia de España, que a uno le hace pensar si la mitad no serán fabuladas.

¿Ninguno? ¿Extinguida?

A mí que su cara me suena.

CARLOS 4º

Quizás sea cierto eso de que una imagen vale más que mil palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: