MUERE MURAT

Divina justicia, la justicia divina.

EjecucionMurat5

Cuentan que ya ante el pelotón, Murat renunció a recibir la muerte sentado en una silla, y a que le vendaran los ojos, Quiso morir de pié mirando a los que le iban a matar. También pidió que se le concediera ser él el que diera la orden de disparar, y antes de hacerlo, exigió al pelotón, que le apuntaran al pecho, para que no le desfiguraran la cara. Mucha consideración para quien ninguna piedad tuvo.

Y así, sobre él se cumplió la sentencia con la que a muerte condenó a Francisco Gallego Dávila, un pobre cura:

 Quien a hierro mata, a hierro muere.

Anuncios

Una respuesta to “MUERE MURAT”

  1. José María Cortés Torrico Says:

    Bonito bicentenario, Vive Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: