¡¡ESCOLTI TU!!

Fue don Andrés Rovira y Valdeosera un Capitán del Regimiento de Milicias Provinciales de Santiago de Cuba, cuya misión consistía en hacer el corso a favor de la corona española. En mayo de 1808, se encontraba casualmente en Madrid. Ante los gritos que llegaban de la calle avisando del levantamiento popular y llamando a la lucha contra el invasor, formó una partida de hombres armados, al mando de los que se dirigió al Parque de Monteleón.

De camino al parque de artillería se cruzaron con el capitán Velarde, que iba con dos de sus hombres en dirección al cuartel de Voluntarios del Estado para conseguir convencer a sus mandos de unirse a la revuelta. A él unió la partida de Rovira, ayudando a Velarde a obtener del comandante del cuartel la ayuda de una compañía,. Entre esos Voluntarios se encontraba el teniente Ruiz.

Rovira sobrevivió al asedio de Monteleón, aunque durante uno de los ataques resultó herido por la fusilería enemiga.

He encontrado una referencia a este egregio personaje en una edición antigua de un periódico catalán, se trata de La Vanguardia del sábado 28 de marzo de 1908. No es culpa mía.

El doctísimo académico de la de Buenas Letras don Francisco Carreras y Candi ha entregado al alcalde, señor Sanllehy, un homenaje a esta ciudad, escrito por don Fernando de Antón del Olmet, cronista de Huelva, en el cual se justifica la intervención de don Andrés Rovira y de otros catalanes en el glorioso movimiento popular del Dos de Mayo en Madrid.

No es menester decir la satisfacción que nos ha causado esta noticia, que viene a confirmar una vez más el españolismo de los nuestros en todo tiempo; no sólo en el Principado, sino, como se ve, fuera del mismo, mostráronse los catalanes valerosos defensores de la independencia nacional, como lo prueban los nombres de Agustina de Aragón, barcelonesa; de Andrés Rovira, y de Fábregues, capitán de voluntarios de Cataluña y verdadero iniciador y organizador de la famosa retirada del marqués de la Romana.

El recuerdo de Andrés Rovira unirá en un común orgullo a madrileños y catalanes; al lado de los arrojados chisperos de Maravillas y entre el puñado de valientes que hicieron frente en el Parque de Monteleón á las aguerridas tropas de Murat había, pues, catalanes, confundidos en una común aspiración con los hijos de Madrid, como de nuevo se confundirían si llegara el caso.

Hay que agradecer sinceramente a don Fernando de Antón, bien conocido por sus interesantes y bellos trabajos literarios, que nos haya dado ocasión á proclamar la noble fraternidad existente en la inolvidable fecha del 2 de mayo, entre los hijos de la coronada villa y los leales catalanes.

Ahí queda.

No figura el nombre del autor, que firma la nota con el seudónimo de Cualquiera, un consuelo para la actual directiva del rotativo, sin duda.

Otro día hablaré de quien era el citado don Juan Antonio Fábregues i Boixar.

Miguel Reseco

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: