SI FUERON LOS PEORES, NO QUIERA DIOS QUE EL TIEMPO NOS CORRIJA

Los descendientes de Luis XIV, los Borbones que reinan en España son unos degenerados. Basta con ver el Museo del Prado de Madrid el famoso cuadro de Goya que representa a la familia. Una galería de monstruos. La pintura es tan cruel que casi parece una caricatura. Sin embargo, los personajes se encontraron tan parecidos que felicitaron y honraron al artista.

En el centro del grupo el rey Carlos IV sonríe con una inexpresable estupidez. Es un hombrón de sesenta años, de pesada corpulencia, de aspecto bonachón, de aire completamente alelado. Respiran la tontería más desesperante.

A su lado, la reina María Luisa, es una arpía, ajada, desdentada, de mirada apagada y maligna. Por encima de los perifollos y colorines exhibe una especie de cabeza de ave rapaz. Tiene, a la vez, algo de bruja y de lechuza.

El heredero del trono, Fernando, príncipe de Asturias, es un bobo, cuyo rostro, ininteligente y socarrón, refleja la imbecilidad y la bellaquería.

George Roux

Francisco_de_Goya_y_Lucientes_054

Me he tropezado con esta cita en un libro escrito por don Carlos Canales Torres, titulado Breve Historia de la Guerra de la Independencia Española. En él no he encontrado más datos del autor de la cita. Así se llamaba  el ilustrador de las novelas de Julio Verne, pero creo más probable que se haya cometido un error de imprenta y en realidad se trate de Georges Roux, historiador francés que ha tratado con profundidad la época, como es buen ejemplo, su obra  LA GUERRA NAPOLEÓNICA DE ESPAÑA. Me consta que hubo otro historiador francés con ese mismo nombre, que fue anterior en el tiempo, pero cuyos trabajos se centraron en la antigua Mesopotamia.

Comparto con el historiador mi desprecio hacia los personajes. Uno espera que su rey le dirija en la batalla, como hizo Alfonso VIII en las Navas de Tolosa, no que se hospede en casa del enemigo y que le alabe sus éxitos en la lucha.

Pero viniendo ese desprecio de un francés, pueblo que ha hecho virtud de atribuirse los triunfos ajenos, y achacar a los demás sus errores, prefiero no apostarlo todo en esta mano. Coincido con él, en que Carlos IV era un simple, que no un tonto. Esto también lo pensaba así su padre Carlos III. No creo que María Luisa fuera tan mala, ni que Fernando fuera tan bobo. Fernando fue lo suficientemente inteligente, para hacernos creer como cierto, lo que nunca diría un hijo de su madre. Tan inteligente, como para que le creyéramos un tonto y conseguir mantener la corona sobre su cabeza, y no entregarla en vida.

En cualquier caso, no serian tan malos, no serian tan tontos, pero tengo que reconocer que esta otra familia me es más simpática.

1991, THE ADDAMS FAMILY

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Una respuesta to “SI FUERON LOS PEORES, NO QUIERA DIOS QUE EL TIEMPO NOS CORRIJA”

  1. Fernando Cotta Says:

    Y qué razón tienes, de tantos Fernandos como hubo de reyes y buenos, que tengamos que aguantar al VII, es una tiranía, una falta de respeto y cortesía a todos los que antes lucharon codo a codo con sus propios soldados, y por supuesto a los que llevamos tan noble nombre, pero ahí está, para colmo existe una estatua en Madrid que le representa. C`est la vie

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: