LO QUE MOLINA ME CONTÓ

El Motín de Aranjuez le llaman ya. Y buena fue la que armamos en ese Real Sitio todos los que allí nos congregamos. Fue el 17 de marzo de 1808. Las calles de la localidad nunca vieron tanta gente, pero buen contento que tuvieron los pocos figones y tabernas de allí, que bien tuvieron que arrebañar en las tinajas de sus cuevas, para servir vino a tanto madrileño sediento.
Y a santo de qué tanto barullo. La verdad es que descontento había, pues desde la derrota de Trafalgar, a los que vivíamos con el sudor de nuestra frente, no nos bastaba con partirnos el lomo para llevar un poco de pan a casa. Pero ahora que veo aquellos días con la distancia que dan los años pasados, y los cumplidos, la verdad es que había mucho noble que no brincaba de alegría con las ocurrencias de ese endemoniado menistro de nuestro Rey. Además de que encontraron ventaja en aprovechar las prisas del Príncipe de Asturias por reinar. A todo esto había que sumar las intrigas de los agentes de Napolión, y de sus partidarios, entusiastas de las ideas de la revolución francesa, ideas que habían dejado sin cabeza a su rey, que no sé yo si es que no querrían hacer aquí otro tanto. Tampoco eran pocos los pisalfombras de la Corte, que envidiosos del favoritismo hacia El Privado, decían que lo era por haber adornado a Su Majestad con la cornamenta que a su pabellón de caza le faltaba. Pa’mas inri, esti Godoy tenia a los tonsurados nerviosos, temiendo que nuevas desamortizaciones se les vinieran encima.
La llegada de los soldados gabachos, no mejoró el mosqueo general. Muy chulos ellos, con sus plumeros y sus pecheras abotonadas, pero que no dudaban en tirar de estoque en cuanto se les decía que el vino que se bebía se pagaba, y que a las manola no se las tocaba, a no ser que fuera de esas que cobran por dejarse, y entonces como el vino.
Cuando Madrid se puso a rebosar de imperiales, Godoy llenó con la Familia Real todos los carruajes que pudo encontrar, y con ellos cogió el camino de Aranjuez, lo que no tenía por qué extrañar a nadie, ya que al fin, los Reyes iban a uno de sus palacios. Aunque su intención era la de seguir camino hasta Sevilla, donde embarcar rumbo a Las Américas, lo mismo que antes había hecho el Rey de Portugal.
Así que, como si fuéramos una plaga de langostas, al sonar el octavo toque del campanario, todos los reunidos salimos a la calle, con antorchas encendidas y palos en las manos, con la barriga caliente y con un tintineo en los bolsillos, nos dirigimos al frente al Palacio Real. Allí cantamos y gritamos. El calor del vino trasegado desde muy temprano y la ausencia de guardia real, a pesar de nuestra algarabía, nos animó para finalmente asaltar el palacio de Godoy.
No dimos con él, y mis paisanos aplacaron el coraje que les entró, arrojando por las ventanas todos sus enseres, amontonándolos, para luego darle fuego. Y lo que encontraron que les gustaba, lo hacían desaparecer en los bolsillos. Como si así, nos compensaran de los rigores padecidos. Al final, quemaron todo.
Dos días tardó en aparecer el muy tunante. Con no pocas penurias, se le trasladó al Cuartel de Guardias de Corps. De la misma pedrada cayeron dos pajaritos, al mediodía abdicó el Rey en el Príncipe de Asturias, que desde ahora deberíamos llamar Fernando VII.
Al nuevo rey se lo llevó Napolión, y al viejo también, y hubo una guerra, pero Fernando VII pudo volver cuando terminó. Para nuestra desgracia.

©Miguel Reseco

©Recuerdos de un artillero

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Una respuesta to “LO QUE MOLINA ME CONTÓ”

  1. PCA Says:

    Reblogueó esto en trasloqueves.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: