DALMAU DE CREIXELL

Roy_D'AragonAl parecer, alguien ha visto la posibilidad de apuntarse un tanto, sacando a la luz la biografía de un caballero, natural del Ampurdán, llamado Dalmau de Creixell. Se le proporciona cierto grado de nobleza, al adjudicarle la probabilidad de ser hijo de Pedro Creixell y sobrino del obispo de Gerona Arnau de Creixell.

Afirma que participó en varias campañas a las órdenes de Alfonso II (791 y 842), lo cual es imposible si como se dice, vivió entre los siglos XII y XIII. Además, si era catalán, seria vasallo de Pedro II, rey de Aragón, y no de Alfonso VIII, que es al que debe referirse el historiador.

También dice que fue el mejor estratega, distribuyendo las fuerzas cristianas y dirigiendo la caballería en la batalla de Las Navas de Tolosa. La verdad es que las fuentes contemporáneas a la batalla no le citan. Que poco después participó en la toma de Úbeda, y más tarde luchó contra los cruzados de Simón de Monfort durante la cruzada albigense.

Sin títuloOtra fuente añade que era templario y que en la campaña de Úbeda murió. De modo que corrige al anterior afirmando que el que estuvo con Pedro II en Muret (1213) fue un sobrino suyo, que tenía el mismo nombre. Que posteriormente fue consejero de Jaime I, el hijo de Pedro II, durante la defensa de Toulouse frente Simón de Monfort, en 1218.

Nada está claro, más que el dinero que algunos se han debido de embolsar, procedentes de los fondos de la administración autonómica. Hasta para un libro ha habido dinero. También hay que incluir lo que habrán costado las placas de la calle de Barcelona, dedicadas a un personaje del que solo sabemos datos contradictorios, entre sí, y con la verdadera historia.

Anuncios

2 comentarios to “DALMAU DE CREIXELL”

  1. José María Cortés Torrico Says:

    Otro caso más de la vergonzosa manipulación histórica por parte de los mismos de los últimos años.

    Le gusta a 1 persona

    • José Blas Molina y Soriano Says:

      Tristemente así es. La historia, tal y como me la contaron a mí, parecía escrita en piedra con martillo y cincel, sin más manipulación de que era escrita por los vencedores. Hoy sin embargo, cualquier mindundi arribista puede modificarla a su conveniencia, obteniendo la bendición de las masas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: