TANTOS BESOS, CONVIRTIERON AL PRÍNCIPE EN RANA

 

El monarca que pasó de ser llamado El Deseado a El Rey Felón.

El Deseado

El Deseado

Aquí apenas había tenido implantación la Ilustración, más allá de unos cuantos hombres cultivados como Jovellanos, que penó más que ilustró. Mucho menos las ideas de la revolución, más allá de algún intelectual como Moratín, el hijo.

Tras tantos años de absolutismo, la figura de un monarca era, para el pueblo español, un referente más que necesario, imprescindible. A eso se uniría el desamparo que causaba la silenciosa invasión de una potencia extranjera. Que sería aliada, pero que se comía nuestros corrales y el lustre de nuestras mujeres. Que robaba nuestros tesoros y la vida de nuestros jóvenes.

¿Se deseaba el retorno del monarca? Más que eso, se anhelaba, se llegaba a rezaba en las iglesias porque pronto regresara.

Duque de Angulema

Duque de Angulema

Un sector de la nobleza habia sabido personificar los males de España en la figura de un arrivista, Manuel Godoy, de modo que nadie vió mal el golpe de estado de Fernando.

El vacío de poder causado por la ausencia del rey Fernando, cuando lo secuestró Napoleón, llevó a la creación de juntas y de unas cortes que redactarían una constitución. A partir de entonces, la España libre, libre de gabachos, por primera vez, se convirtió en una monarquía parlamentaria.

Los franceses se fueron, y Fernando regresó. No se había bajado del carruaje y ya había abolido la Constitución, volviendo a instaurar el absolutismo.

Pero el golpista también sufrió un golpe, que entonces se llamaba pronunciamiento. El general Rafael de Riego fue el protagonista. Ante la posibilidad de perder corona y poltrona, nuestro Fernando declaró

Caminemos todos, y yo el primero, por la senda constitucional.

7 noviembre de 1823 ejecución de Rafael Riego en Madrid

Ejecución de Rafael Riego

Fernando reinstauró la constitución y la juró. Hombre que si juró. Pero el muy felón solo tuvo que aguantar tres años. Un contubernio europeo de carácter absolutista, llamado la Santa Alianza, veía con temor los aires liberales de la nueva España. Mandó en apoyo del rey un ejército, bautizado como los Cien Mil Hijos de San Luis. Consiguieron aplastar el intento liberal, Fernando volvió a instaurar el absolutismo y a don Rafael le dieron matarile.

¿El peor rey que jamás tuvo España? Quizás nos falle la memoria. Ha habido tantos, y tan pocos buenos. Lo que le hace peor, es haber sido tan deseado, para después traicionar de tal manera las esperanzas depositadas en su regreso.

Miguel Reseco

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: