CINCO DE MAYO

A pesar de la victoria obtenida en Puebla, el 5 de mayo de 1862, por las fuerzas mejicanas, mandadas por el General Ignacio Zaragoza sobre el ejército francés, comandado por el Conde de Lorencez, el cese del apoyo dado por los Estados Unidos, hizo que las fuerzas del presidente Benito Juárez, acabaran encontrando en la guerrilla la única vía de llevar a cabo una resistencia eficaz.

Además, el apoyo de los terratenientes, aportando sus ‘ejércitos personales’, así como el de numerosos campesinos de todo el país, contribuyó a un pronto fin.

La película puedes verla completa pulsando  aquí, aunque la calidad de la imagen no es muy buena, la peli lo merece.

El 6 de diciembre de 1862, el diario progresista “La Iberia” recogía el “Manifiesto del Congreso de la Unión de México” en contra del emperador Napoleón III y de sus interés por hacer de Méjico, por la fuerza, la potencia que pudiera frenar el poder que poco a poco Estados Unidos, conseguía sobre el continente americano.

Al defender a Méjico no se defienden opiniones ni personas determinadas: se defiende la cosa más sagrada para todo hombre en sociedad, y en esto no caben mayorías ni minorías. Por algún tiempo y por más de una vez, una minoría ha dominado en esta capital, apoyándose en el representante del Emperador de los franceses e invocando la protección de este.
Pero ese tiempo pasó para no volver jamás, y hoy no es una mayoría ni una parte más o menos sana de esta o de aquella raza la que se pone al frente de esta invasión: somos todos los mejicanos los que salimos a la defensa, y en vano se invocan con precoz falacia mayorías oprimidas, cuando se encuentra a una nación unida y unánime, y se oye por el medio de sus libres y legítimos representantes, su voz enérgica y soberana.
La patria en peligro nos llama a su defensa: hagámosla digna de la causa que se sostiene, e imitemos la heroica conducta de los que fueron nuestros padres; que Puebla y el 5 de mayo sean otro Bailen y otro Dos de Mayo para nosotros, y que la lucha de España contra el primer Napoleón del año de 1808 al de 1814, nos sirva de guía y de modelado para la lucha, que Méjico ha comenzado contra Napoleón III.

La ejecución del emperador Maximiliano de México, de Manet

Tres años después de publicarse este manifiesto Manet, inspirado sin duda por el “Tres de Mayo” de Goya que pudo admirar durante su viaje a Madrid, reflejo de la defensa contra el Napoleón I, pintó su “Fusilamiento de Maximiliano”, como un alegato en contra de su propio emperador, Napoleón III.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: