LECCIONES DE INGLÉS

Alguna vez nos hemos preguntado, al ver alguna retransmisión deportivas desde el Reino Unido, qué significa la florecita roja con que muchos británicos adornaban sus solapas.

El Día de la Amapola (Poppy Day), se celebra en el aniversario del  Armisticio de la Primera Guerra Mundial. Su objetivo es el de rendir homenaje a los caídos durante la guerra.

Elegir este día para el recuerdo fue idea del Rey Jorge V. La tradición exige, en los países de la Commonwealth, que a las 11 horas del día 11 del undécimo mes, se respeten dos minutos de silencio.

La elección de la amapola como símbolo, tuvo su origen en el poema del médico militar canadiense John McCrae, titulado “En los Campos de Flandes”. De alguna forma, se quiere ver en las  amapolas que brotaron en los campos de batalla, la consecuencia de haber sido regados por la sangre de miles de soldados.


En los campos de Flandes las amapolas se funden entre las cruces, hilera tras hilera, marcando nuestro sitio; mientras en el cielo vuelan las alondras, lanzando su grito valiente, apenas audibles abajo, entre los cañones. Muertos estamos. Pocos días antes vivimos, sentimos amaneceres, vimos crepúsculos rojos, amamos y fuimos amados y ahora yacemos, en los campos de Flandes.
Reanudemos nuestro combate con el enemigo: desde nuestras inertes manos te lanzamos la antorcha; tuya es, mantenla en alto. Si traicionas la fe que los muertos te tenemos, ya nunca descansaremos, aunque crezcan las amapolas en los campos de Flandes.

Teniente Coronel John McCrae

Posteriormente, la francesa Anna E. Guerin introdujo la tradición de lucir una amapola de papel, creando para su confección, una empresa que daba trabajo a algunos de los veteranos y heridos de Guerra.

En fin, un gesto sencillo, pero muy bello y que rinde un justo reconocimiento. Y que no puedo evitar que me produzca envidia, mucha envidia. Como el siguiente video.

¡Como escarpias!

La cantante, se llamó Vera Lynn. Llegó a ser un símbolo durante la Segunda Guerra Mundial,  tal que fue apodada The Forces’ Sweetheart. Durante la guerra tuvo su propio programa de radio, “Sincerely Yours”. En este programa, leía mensajes destinados a las tropas británicas destinadas al extranjero e interpretaba las canciones más solicitadas por los soldados de estos contingentes. Llevó a cabo visitas a los hospitales de heridos en el campo de batalla, se entrevistaba con las nuevas madres y enviaba mensajes a sus maridos en territorio enemigo. Realizó giras por distintos países para dar conciertos a los soldados.

Su canción “We’ll Meet Again” se convirtió en un emblema del periodo de guerra. No era para menos.

Miguel Reseco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: