¿QUÉ FUE DE AQUEL HÉROE DE MI INFANCIA?

A veces nuestros héroes están tan cerca que los podemos tocar. Y también abrazar.

Siempre lo estuvieron. Y si alguna vez nos distanciamos, éramos nosotros los que nos alejamos.

Quizás hayamos dejado de prestarles atención. ¡Tan ocupados hemos estado! Y no nos damos cuenta de que nos siguen hablando. Solo precisan que les volvamos a escuchar. Y también abrazar.

Aprovechemos aquellos que todavía podamos hacerlo.

¿Qué fue de aquel héroe de mi infancia? Mira a tu alrededor, quizás este todavía. Pero si no le ves, le olerás, le sentirás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: