HÉROES

eloygonzalo2Le damos el nombre de mártir a aquella persona que, tras poner en riesgo su vida, acaba finalmente entregándola en defensa de una causa, creída justa por los que como mártir le hemos considerado. Por ejemplo, salvar la vida de otros.

Aunque no es infrecuente, oír calificar a alguien, en ocasiones, como mártir de la revolución, de la independencia, de la fe, de la libertad.

Por otra parte, a una persona la consideramos héroe, cuando lleva a cabo un acto extraordinario, el cual le hace digno de honra por parte de los demás.

No son la misma cosa héroe que mártir. Para ser un héroe no es necesario perder la vida. Y se puede ser mártir sin pretender por ello el bien ajeno. Sin embargo, no dejan de tener cierta conexión ambos calificativos, y en algún caso coinciden. ¿Qué fueron Daoíz y Velarde? ¿Héroes o mártires?

 

Con el tiempo, a la figura del héroe le suele acompañar una intencionada (interesada) exageración de sus virtudes y de sus actos, llegando a atribuírsele valores superiores a los del resto de los mortales, y a los que realmente tuvo. El fin es moralizante y ejemplarizante, pero también propagandístico de un ideal, de una ideología, de una fe. Así surge un mito. Actualmente esta figura se ha deformado, dando lugar en las ideologías totalitarias  y en las capitalistas, a figuras que van desde el superhombre al superhéroe.

En las antípodas nos encontramos a los asesinos. Los asesinos son aquellos congéneres nuestros, que no dudan en sacrificar a individuos de su misma especie, familiares o no, conocidos o no, por su mano o por delegación, por odio, por locura, o en beneficio de sus particulares intereses.

Los hay que prescriben la necesidad de la aparición de héroes en épocas de descontento social y de falta de confianza en el futuro. Se fundamentan en la necesidad de modelos virtuosos de conducta.

Los hay que piensan, y estos actualmente abundan, que tal necesidad de crear mitos ya mostró, no ya su ineficacia, sino su capacidad de influir en la llegada de grandes males en el pasado.

Por desgracia, actualmente, es corriente sustituir a los héroes con los personajes célebres. Y no precisamente por su ejemplar conducta, sino por ser esta extremadamente reprobable.

Yo pienso que en cada momento surge lo que tiene que surgir. Como según las estaciones, está la huerta. Cuando parece que las cosas no pueden ir peor, aparecen los golfos y a estos les siguen los muy muy golfos. Más tarde, después de muchas víctimas, aparece un mártir. Finalmente, a los mártires les siguen los héroes, que con la esperada renovación, acaban convirtiéndose en mitos. Eso pienso. Pero por el vicio de hacer algo, nada más.

Julio León Fandiño

Sin ninguna otra intención. Nada más que ejemplos que a mí me han dado que pensar, y que quería compartir

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: