CAUSA JUSTA

               – Señor Palencia, estas instrucciones de deportación, proceden directamente de Berlín. No puedo ignorarlas.

               – Señor Primer Ministro, usted me avergüenza –Bogdan Filov, se estiró como si se hubiera tragado un sable y parecía como si los ojos le fueran a salir disparados de la cara-. Acaso ignora que está mandando a esas personas a la muerte.

               – En cualquier caso ese no es mi problema. Ya le digo que he recibido instrucciones del delegado alemán, y Alemania es un país del que Bulgaria es aliada.

               – Querrá decir que es un país del que Bulgaria es un títere.

               – ¡Basta ya! Canciller Palencia -tronó Filov, poniéndose en pie como si le hubieran puesto un resorte-. No le consiento que continúe usted hablándome en ese tono. Además, como ya le he dicho, ese no es mi problema, y tampoco es el suyo.

               Más conciliador, Filov se volvió hacia un mueble sobre el que había una botella con coñac, y tomó un par de copas, en las que sirvió el aguardiente.

               – Por un lado, los ciudadanos objeto de deportación son de nacionalidad búlgara y usted no lo es, usted es español. Y por español que es, es también aliado de Alemania, aunque desde que el señor Serrano Suñer, abandonó el Ministerio de Asuntos Exteriores, el gobierno de su país ha tomado una postura que calificaría, cuando menos, de tibia.

               – Se equivoca, Primer Ministro. España es un país soberano. Y respecto a sus conciudadanos, quizás ignoráis que según una ley dictada por el general Primo de Rivera, los descendientes de aquellos judíos españoles que fueron expulsados de España, son de pleno derecho, españoles también.

               – Claro que lo sé. Lo que no sé es a qué obedece vuestra obstinación. Me siento en la necesidad de avisarle, no tiene ninguna posibilidad de éxito. Lo único que usted conseguirá es ponerse en peligro.

               – ¿Qué menos puede hacer un hombre que exponerse por una causa justa?

               – ¿Así es como lo ve? Esa gente es enemiga de la Nueva Europa.

               – ¿Qué barbaridad está diciendo? ¿Dónde piensa que esa gente esconde sus aviones y cañones?

               Julio Palencia ocupó en 1940 la embajada de España en la capital de Bulgaria. En aquellos años, el gobierno búlgaro era un títere más del gobierno alemán. Su legislación antisemita amenazaba con la cámara de gas a 50.000 búlgaros judíos.

               Julio Palencia intercedió ante los gobiernos de Bulgaria y Alemania para proteger los derechos y bienes de 150 judíos, alegando que también poseían la nacionalidad española, por ser de origen sefardí.

               Sin esperar a que las autoridades españolas contestaran a la petición de Palencia, de reclamar la repatriación de los sefardíes, Palencia da por recibida la reclamación, ante las autoridades búlgaras.

               Palencia condujo su cruzada con tal vehemencia, que llegó a encararse con los nazis para evitar la ejecución de un judío llamado León Arie. No tuvo éxito. Como única forma de salvar la vida de los hijos de Arie, los adoptó como propios.

               A pesar de su continuo acoso, la GESTAPO no consiguió impedir que Julio Palencia lograra llevar a sus nuevos hijos y a la madre de estos, a la casa en la que un hermano del asesinado vivía seguro, en Rumania.

               El embajador de Alemania en Sofía calificó a Julio Palencia de “fanático antialemán” y “amigo de los judíos”, declarándole “persona non grata”.

               Julio Palencia consiguió salvar a más de 600 judíos de una muerte segura en los campos de exterminio.

               De él poco más se sabe. Murió en 1952.

               Honor y gloria al héroe.

Miguel Reseco

Anuncios

Etiquetas: ,

Una respuesta to “CAUSA JUSTA”

  1. Rafael Benito Says:

    Fue un hombre extraordinario, con una formación y unos valores envidiables, hay que ver que políticos había en la dictadura, el otro día pasaba después de muchos años por una carretera que atravesaba el plan Badajoz, pude ver cantidad de empresas que se han creado como consecuencia de aquella iniciativa, los planes de regadío, los embalses y las presas hidráulicas, han dado mas juego que los aeropuertos peatonales, las preferentes, etc.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: