ROSEBUD

octubre 27, 2018

“Tú haz los dibujos, que yo pondré la guerra”, le espetó William Random Hearst, que en aquel momento era uno de los magnates de la prensa más importantes de los Estados Unidos, a uno de sus dibujantes. Pocos días antes, lo había enviado a La Habana con la misión de que enviara material gráfico al New York Journal para ilustrar el conflicto que desde hacía algún tiempo se libraba en las páginas de aquel diario. Corría 1898, Cuba era entonces una colonia de la corona española y su sociedad se hallaba dividida entre quienes querían seguir perteneciendo a España y quienes deseaban la independencia, que habían comenzado a protagonizar revueltas.

ihearsw001p1Estados Unidos seguía de cerca los acontecimientos que se sucedían en la isla y, desde los diarios que controlaba Hearst, se hablaba de insurrecciones, de luchas encarnizadas; de campos de concentración en los que los las tropas españolas dejaban a los insurgente cubanos morir de hambre y de enfermedades; de inseguridad y de amenazas para los ciudadanos estadounidenses que se habitaban en la isla; así como otras historias exacerbadas y generosamente aderezadas con dosis de efectismo y morbosidad.

Y sin embargo, cuando el dibujante del New York Jounal desembarcó en la capital cubana no se encontró con la situación crispada que se explicaba en su diario. De hecho, no halló suceso alguno que retratar. Todo estaba tranquilo, en calma, por lo que, completamente estupefacto, envió un telegrama a Hearst pidiéndole permiso para regresar a Nueva York. Pocos días después, llegó la respuesta del magnate: “Yo hago las noticias”. Y eso fue justamente lo que hizo: alimentó una guerra, un conflicto armado entre EEUU y España que acabaría con la obtención de la independencia de la isla y que supondría el fin de la hegemonía española sobre las últimas colonias que poseía en Asia y América, que pasarían a estar bajo dominio de los Estados Unidos.

Ruben Ocaña Corner

Anuncios

NADIE PONDRÁ FLORES EN SU TUMBA

octubre 3, 2018

GodoyManuel Godoy y Álvarez de Faria, duque de la Alcudia y de Sueca, príncipe de la Paz y príncipe de Bassano, por todos conocido como Godoy, murió en París, pobre de solemnidad, el 4 de octubre de 1852.

La noticia del fallecimiento del favorito y primer ministro de Carlos IV, no llegó a España hasta mucho después de producirse el óbito, y pasó completamente desapercibida. No en vano, Godoy llevaba más de 40 años en el exilio y ya no despertaba interés alguno en el país que lo vio nacer y donde tan desmesurado poder ejerció.

Su última voluntad fue ser enterrado en España; sus familiares y amigos aguardaron un año a que las autoridades españolas decidieran repatriarlo. Durante ese tiempo el cadáver de Godoy permaneció en la cripta de la Iglesia de Saint Roch. Pero no hubo repatriación, y el 16 de enero de 1852 sus restos fueron trasladados al cementerio del Este (actual Père-Lachaise), de la capital francesa.

godoy--510x350-U30620922332Y5C--624x385@Hoy-Hoy¡Pobre! También él sufrió su propia leyenda negra. ¿Ambicioso? ¿Trepa? Claro que sí. Digamos que fue un político. Un político que tan rápido como ascendió, se precipitó al ostracismo. Tuvo por enemigos, nada menos que, a los lobbies más poderosos del momento: el clero y la nobleza. Pero con quien no pudo fue con Fernando VIL. Ni él, ni nadie. Incluso Napoleón acabo devolviéndole la corona que antes le quitó.

Santiago, killer of Muslims: food for thought from the Camino pilgrimage

septiembre 29, 2018

Pienso que en cada etapa de su existencia, en cada región del planeta, el ser humano ha creado un dios a su imagen y semejanza. O mejor dicho: de acuerdo a sus necesidades. La Iglesia de Roma no ha sido una excepción, muy al contrario, pero como todas la demás iglesias y creencias. Sin embargo, gracias a esas orientaciones, o adaptaciones, de las creencias de nuestra fe, nuestra cultura resistió primero y prevaleció después. Quizás por desistir de ello ahora, intentando “universalizarse”, termine extinguiéndose.

Walk Ten Thousand Miles

There is a dramatic effigy in a niche in the Cathedral of St.James in Santiago de Compostela. It depicts St.James in medieval military garb astride a horse, brandishing a sword above his head. Legend has it that St.James – Santiago – appeared to Christian troops during the semi-legendary Battle of Clavijo in 844 in which Spanish Christians defeated a much bigger Muslim army. During the following seven centuries of conflict between Christians and Muslims in the Iberian peninsula – from roughly 800 until 1492 – Santiago was adopted as the divine mentor of the Christian forces. He was given the name Matamoros, “Killer of Moors” i.e. killer of Muslims, and subsequently became the patron saint of Spain. “Santiago y cierra, España!” (St. James and attack, for Spain!) became the battle cry of Spanish armies as they slowly recovered the Iberian peninsula from its Moorish rulers. The cry persisted into modern…

Ver la entrada original 1.155 palabras más

NAPOLEÓN vs.VILLENA

septiembre 19, 2018

La iglesia convento de San Juan y San Pablo de Peñafiel fue fundada por el infante Don Juan Manuel (1282-1348), nieto de Fernando III el Santo y uno de los principales escritores de la Edad Media. Donó para ello su alcázar a la orden de los dominicos e hizo venir albañiles mudéjares de Toledo para la construcción. Dispuso que al morir se le enterrara allí y que se depositara en el convento un ejemplar de cada una de sus obras.

 mde

Fue un sucesor suyo, Don Juan Manuel de Villena y de la Vega, favorito de Felipe el Hermoso y de Carlos I, muerto en 1545, el que mandó construir en esta iglesia, una capilla funeraria de estilo plateresco con reminiscencias góticas. En 1809 su tumba fue destruida por los soldados del ejército francés.
Cuando escucho a alguien decir que José Bonaparte podría haber sido un buen rey, y añaden, si le hubieran dejado, pienso yo, si le hubieran dejado los suyos.

UNA PESADA BROMA

septiembre 18, 2018
dRAGON r aLMASA[3]

Haz clic en la imagen si quieres saber lo que pasó en Dinamarca.

Gracias a Germán A., amigo que me dio a conocer a este personaje

La primera referencia que he podido obtener de Agustín Mollón, es la noticia que el 10 de septiembre de 1802, se publica en la Gazeta de Madrid. Se trata de una nota en la que se cita a don Agustín Mollón, cadete de carabineros de María Luisa, con relación a un examen de Geometría que realizó el 25 de agosto, de ese mismo año, en la ciudad de La Coruña. En este examen, don Agustín Mollón, fue uno de los premiados.

En la misma publicación de fecha 27 de septiembre 1807, se anuncia la concesión del grado de alférez al portaguión don Agustín Mollón, destinado entonces en el regimiento de dragones de Almansa.

Don Agustín acudió a Dinamarca acompañando a don Pedro Caro y Sureda, tercer marqués de la Romana, formando parte de la División del Norte, que inició su marcha el 22 de abril de 1807. Una brillante idea de Napoleón, que al tiempo que reforzaba su contingente en contra de Suecia, la muy díscola, que se había negado a apoyar el bloqueo marítimo contra la Gran Bretaña ordenado por el Corso, en virtud de los tratados suscritos con España, dejaba desguarnecida la península, de parte de lo más granado de la tropa española, facilitando su posterior invasión. Una bonita carambola.

Es seguro que don Agustín viajó con su regimiento, los Dragones de Almansa, que junto con los de Lusitania, la caballería de línea del Rey y la del Infante, fueron los que se desplazaron hasta Dinamarca, saliendo desde España, ya que el del Algarve y los Dragones de Villaviciosa, viajaron desde Etruria.

Las noticias de lo ocurrido en Madrid el Dos de Mayo no llegaban a tierras danesas. Es más, los franceses interceptaron la correspondencia. Incluso impedían a cañonazos que cualquier barco se acercara a las costas.

        La tarde del 9 de julio un grupo de oficiales españoles acababa de comer en una taberna del pueblo en el que estaban acantonados, Odense. Compartían sobremesa con un joven teniente apellidado Bloch, con el que habían hecho amistad, hasta el punto de que el joven Bloch ya chapurreaba el español.

Quiso la mala suerte que el teniente danés se encontrara en esa fase avanzada de embriaguez en la que el afectado se siente dotado de una gran comicidad.

De repente, Bloch se levantó, llevó su carabina a la cara, y apuntando al pobre don Agustín dijo: “Si fueras mi enemigo, lograría matarte atravesando tu sombrero”.

En la seguridad de que el arma estaba descargada, quiso acentuar la supuesta comicidad de la escena apretando el gatillo. El disparo tronó en la estancia. Don Agustín cayó muerto, al tiempo que la carabina caía al suelo. Los españoles alertados por el ataque desenvainaron sus sables y rodearon al danés. El joven teniente estaba aterrorizado. Los españoles bajaron sus sables, comprendiendo que había sido un desafortunado accidente

Bloch fue arrestado. El tribunal militar que investigó el accidente condenó al teniente a pagar una multa de cuarenta monedas de plata.

Ya se sabe que el alcohol solo combina con la pólvora, cuando se usa para hacer que el soldado se convierta en una máquina de matar enemigos. Me viene a la memoria una bebida de la que alguna vez me habló un antiguo Alférez Provisional, mi padre, a la que llamaba ‘saltaparapetos’.

Pero no así en la retaguardia. Durante el ocio, si se bebe, y se bebe, no se ha de mezclar, al menos con las armas de fuego, ya que el fuego se convierte en fuego amigo, que no deja de resultar un enemigo.

Si visitas Dinamarca, amigo, y pasas por Odense, acércate a la plaza de San Juan. Allí encontrará los restos de un antiguo cementerio. En él, bajo una piedra que el paso de tiempo, el cronológico y el otro, han deteriorado hasta borrar la inscripción, reposan los restos del oficial español don Agustín Mollón.

Busca la piedra y dedica una oración si eres creyente, o un respetuoso silencio si no lo eres, a ese compatriota que, si encontró la muerte de una forma tan absurda, viajó hasta allí tras tu bandera.

Miguel Reseco

 

ORDEN DEL REY

septiembre 16, 2018

muchachos-jugando-soldados--620x349Orden del rey ha venido
a los chavales de ahora
que se vayan a la guerra
a defender su corona.

La corona está en Bayona
hemos de ir a salvarla
hemos de ganar la guerra
a bayoneta calada.

https://funjdiaz.net/a_canciones2.php?id=323

 

PATRÓN DE ESPAÑA

julio 25, 2018

268 Santiago de Querétaro

El 25 de Julio de 1531, un ejército formado por españoles, tlaxcaltecas, mexicas y chichimecas ocupó el Cerro de Sangremal dispuestos a entablar combate con los queretanos, pobladores de la región.
Pelearon cuerpo a cuerpo, durante once horas sin que ninguno de los contendientes se rindieran, ni se pusieran en fuga. Hasta que en el cielo apareció el Apóstol Santiago a caballo intercediendo porque se diera fin al combate.
Ante semejante visión, los queretanos depusieron la armas, y respiraron aliviados los españoles, que ya veían perdida la batalla.
Así fue conquistada por el cacique Don Fernando de Tapia, Conín, de la nación otomí,
Desde aquel día la cuidad es conocida como “Santiago de Querétaro”.

SUSPENSO EN HISTORIA POR FALTA DE MEMORIA

julio 16, 2018

oznorVisitar la Iglesia del Carmen de Madrid, un día como fue ayer dieciséis de julio no ha podido ser más oportuno.

Cuando uno se fija en el retablo mayor, llama la atención encontrar a la Virgen sola, sin la acostumbrada compañía del Niño. Ciertamente no es la imagen más conocida de la Virgen del Carmen.

Según he sabido, es esta una obra del siglo XVII, de Gregorio Sánchez Barba. Al parecer, esta es otra de las formas de representar a esta Virgen; en este caso, aparece en el momento en que San Simón de Stock recibe arrodillado, el escapulario de sus manos.

Sorprende entonces no ver al tal San Simón.

El enigma encuentra su solución en la memoria histórica. Así es como llaman ahora al período de la historia de España, en la que a partir del éxito de un alzamiento armado en contra del gobierno, con resultado de guerra civil, y un posterior y largo gobierno autocrático.

Pues sí, durante la Guerra Civil, el templo fue primero saqueado por grupos afines a la República, pero con unos tintes ciertamente violentos. El caso es que tras tomar todo lo que pudiera tener valor, sin duda para financiar su lucha, decidieron emplear la iglesia como checa.

Y entre tortura y tortura decidieron atarle unas cuerdas al bueno de Simón y liberarle del retablo. Y lo liberaron tanto, que acabó haciéndose añicos contra el pavimento. Lo mismo intentaron con la Virgen pero, milagrosamente, ni tirando de las cuerdas con una camioneta, que consiguieron meter en el templo, lograron derribarla.

Quizás la frustración fue la que les llevó a profanar la cripta y retratarse con las momias de la monja. Pero esa es… otra historia.

Miguel Reseco

 

A REY DEPUESTO, REY PUESTO

junio 21, 2018

AduC_237_Bonaparte_(Joseph,_1768-1844)Esto decía el pasquín que acompañó en el Madrid más arriscado, a la proclama que anunciaba nuestro nuevo rey, José Bonaparte, el que el Corso nos puso impuso:

«En la plaza hay un cartel
que nos dice en castellano,
que José, rey italiano,
roba a España su dosel;
y al leer este cartel,
dijo una maja a su majo:
– Manolo, pon ahí abajo
que me cago en esa ley,
porque acá queremos rey
que sepa decir carajo»

El hombre que pudo cambiar la historia de España

junio 10, 2018

Origen: El hombre que pudo cambiar la historia de España